7 pasos para hacer fracasar el liderazgo en la empresa

En el siguiente artículo quiero comentarles de un tema sobre el cual habitualmente no se trata en liderazgo, pero que es un tema muy importante porque si uno se pone a analizar cómo es el liderazgo en las empresas (dada mi experiencia de tantos años no solamente en el liderazgo en empresas propias que yo he fundado sino en empresas donde hemos dado cursos o donde hacemos consultoría de liderazgo) pareciera ser que muchas empresas no se esmeran por mejorar sus estrategias de liderazgo sino por hacerlas fracasar.

Es decir, si uno analiza el funcionamiento de estas empresas, pareciera que se han vuelto expertas en el arte de hacer fracasar el liderazgo en esa organización.

Y por supuesto que para volverse experto en algo, hay que cumplir con una serie de puntos y un dedicado procedimiento porque fracasar requiere dedicación (de igual modo que el éxito); Es decir, nadie fracasa por casualidad ni nadie tiene éxito por casualidad. Por lo tanto, las organizaciones que siempre fracasan (es decir, en las cuales el liderazgo funciona siempre mal) han desarrollado un mecanismo experto y profundo que aplican cotidianamente a la perfección para que ese liderazgo fracase siempre.

En función de esto, y de todo lo que hemos visto en ese tipo de empresas, hemos tratado de resumir algunos puntos (por supuesto que estos no son todos) sobre cómo asegurarse que el liderazgo fracase en su empresa, en su organización, en una institución educativa, en una familia, etc.

1) El primero de estos puntos es el no tener visión. Si usted quiere que su empresa u organización radicalmente fracase desde el primer momento en el liderazgo, olvídese de lo que es la visión. Cuando le pregunten si la empresa tiene visión, usted mire con cara de sorpresa; O si tienen alguna visión y no la explicitan, traten de que la gente que está en la empresa no se entere que la empresa tiene visión. Lo que quiero decir, es que trate de o no tener visión en absoluto, o si la tiene, manténgala oculta y que nadie se entere, no la comunique, asegúrese que sus líderes no la transmitan a los liderados. Este es el mejor modo para que el liderazgo fracase en la organización con respecto a la visión. Curiosamente, la mayoría de las empresas funcionan de este modo, y así funciona su liderazgo.

2) Este punto tiene que ver con un desarrollo propio, que es la característica de nuestros cursos de liderazgo que es el liderazgo multifocal. La mayoría de las empresas donde hemos visto que el liderazgo no funciona del todo bien, no aplican el liderazgo multifocal, sino que aplican un modelo viejo, el liderazgo que nunca funcionó bien (y ahora mucho menos) que se llama liderazgo unifocal.
Tristemente, la mayoría de las empresas siguen funcionando bajo el modelo de liderazgo unifocal. Asique, si quiere que en su empresa el liderazgo no funcione, siga con el liderazgo unifocal y jamás aplique el sistema de liderazgo multifocal.

3) El tercer punto consiste en llamar “líder” a cualquiera especialmente si tiene un puesto directivo, un supervisor, un jefe o un gerente por solo el hecho de tener ese puesto debe ser llamado líder. Por lo tanto, si usted quiere que en su organización el liderazgo fracase: llame líder a todo aquel quien tenga una responsabilidad o un puesto directivo (sea supervisor, jefe o gerente). Y por ningún motivo se le ocurra llamar líder a una persona que tenga aptitudes verdaderas de liderazgo; lo que tiene que hacer es llamar líder a cualquier persona que tenga un puesto de responsabilidad aunque no tenga la más mínima condición de liderazgo, usted simplemente llámelo líder y así va a ser que el liderazgo de a poco vaya muriendo en su organización. Por supuesto que la gente que trabaja en la empresa no es ilusa y se da cuenta de que por más que usted le ponga el título de “líder” a la personas, cuyas personas no tienen condiciones de líderes va a existir una contradicción que lo más probable es que no se hable en la empresa pero la gente va a estar consciente de esto.

4) Este punto es fundamental, porque las empresas quieren optimizar sus procesos de liderazgo pero jamás ofrecen programas de capacitación permanente y continua para su personal (a lo sumo dan algún cursito o charla y creen que con eso ya está). El liderazgo es tan profundo y complejo que requiere no solamente de formación profesional y verdadera por genuinos líderes (y no por repetidores de fórmulas de manual, que tristemente es lo que más se encuentra en cursos de liderazgo) sino que esa capacitación sea brindada en forma permanente,  porque el liderazgo es una disciplina tal que requiere profundidad y entrenamiento. Por lo tanto, usted ya sabe, si en su organización quiere que el liderazgo no funcione: no brinde capacitación permanente, haga cada tanto algún cursito o charlita de liderazgo para aparentar que se hace algo pero usted en el fondo va a saber que no va a estar haciendo nada porque no va a estar brindando capacitación permanente

5) Este punto también es fundamental si usted quiere que el liderazgo vuele por los aires en el sentido de que se destruya como una bomba dentro de su organización. Usted tiene que tener “líderes sabelotodo” expertos e iluminados, que solo ellos saben todo y los demás no saben nada. Esto es fundamental para que el liderazgo se destruya completamente dentro de una organización. Es decir, si usted no tiene líderes sabelotodo salga a buscarlos al mercado porque hay mucha gente que cree saberlo todo, por lo tanto esas personas van a estar ansiosas por trabajar en su empresa si usted les da lugar a los sabelotodo y a los expertos que “solo ellos saben” y que los demás no saben nada. Por lo cual, este punto es muy importante: busque líderes sabelotodo que sepan absolutamente todo y sean expertos en todo y que los demás de la empresa no sepan nada.

6) Por otro lado, también es muy importante desconocer la “visión” de los liderados. No solamente la empresa debe tener visión, los liderados, la gente que va a la empresa, los colaboradores de los lideres también tienen una visión por la cual van a trabajar a la empresa. Lo que usted tiene que hacer (si quiere que el liderazgo fracase) es olvidarse y negar que esas personas tengan una visión. Para esto le doy una fórmula muy sencilla: piense que los empleados solo van a trabajar por el dinero, usted piense “mis colaboradores solo vienen aquí por el dinero y lo demás no importa” es decir, si hace esto le aseguro que se va a estar olvidando de la visión de sus liderados y el liderazgo en su organización va a fracasar rotundamente.

7) Y el último punto consiste en no alinear las visiones, es decir, las visiones de la empresa y la visión personal. En una organización sana y orientada hacia el liderazgo las 2 visiones deberían ir alineadas: la visión de la empresa y la visión del personal que trabaja, logrando hacer una simbiosis entre estas 2 visiones para que se realimenten una a la otra. Para que así, la empresa logre su visión y las personas también. Entonces, lo que debe hacer es que no estén alineadas, que estén en contradicción, es decir, usted tiene siempre que lograr en una organización donde quiera que el liderazgo fracase, que los intereses y la visión de la empresa siempre se contraponga a los intereses del personal (y siempre choquen). Si se asegura de esto, se va a asegurar que el liderazgo fracase.

Esta simplemente es una sencilla formula de varios pasos, que si usted la aplica cotidianamente, con destreza y dedicación, va a lograr (como todas las organizaciones que fracasan en cuanto al liderazgo) que la suya también pueda fracasar y ser un pésimo ejemplo de liderazgo todos los días en el que funcione su empresa.

7 pasos para hacer fracasar el liderazgo en la empresa
5 (100%) 3 votos

Envía este arículo a un amigo