Legado en liderazgo: Cómo dejar nuestra huella en las personas

En el siguiente artículo vamos a tratar sobre un tema muy poco considerado en el liderazgo habitual en las empresas: el legado del líder. Es decir, del legado que deja su actividad como líder en las organizaciones por las que ha pasado.

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Qué podemos decir que sea el legado de un líder? El legado de un líder es la influencia y actitudes, y el ejemplo de un líder ha tenido influencia en los modos de pensar y en el modo de comportarse de las personas que hayan trabajado con ese líder a lo largo de su vida.

Es decir, un líder habitualmente está en contacto con muchas personas en su actividad habitual (con colaboradores, empleados, superiores, etc.) y en ese tiempo que pasa con ellos, el líder debe dejar un legado en función de cómo el propio comportamiento y la propia ejemplaridad del líder han influido en el modo de pensar, en el modo de ser y en el modo de comportarse de esas personas. Por supuesto que hablar de legado en el viejo modelo de liderazgo (el liderazgo al cual llamamos liderazgo unifocal) no tiene sentido, porque el líder (en ese viejo modelo de liderazgo el cual no funciona pero que de todas maneras es con el que operan la mayoría de las empresas) es alguien iluminado quien se hace seguir a sí mismo por los liderados, y es el único que está en contacto con la visión. En cambio, en el liderazgo multifocal que es aquel estilo de liderazgo nuevo que es al que deben apuntar las empresas, el líder ya no es ese líder “sabelotodo” al que los liderados siguen ciegamente, ni tampoco es el líder la única persona que está en contacto con la visión, sino que el líder es simplemente aquella persona que mantiene viva la visión de los liderados en todo momento y para esto debe correrse un poco del medio (es decir, correrse de ese lugar de “estrella” que tiene el antiguo líder y de “sabelotodo” y demás).

Simplemente, lo que queremos que tengan en cuenta es que en el viejo modelo de liderazgo hablar de legado no tiene sentido alguno, y solamente tiene sentido hablar de legado a través del liderazgo multifocal. Por esto, usualmente la experiencia de los colaboradores en la empresa con respecto al líder, es que el líder no haya dejado un legado, porque en general al líder lo detestan (por supuesto que existen excepciones) pero la visión tradicional del jefe o del gerente, es una persona odiada que no ha sembrado ninguna semilla de crecimiento y desarrollo en el corazón de sus subordinados. Por supuesto que este modo de entender al liderazgo perjudica notablemente a las empresas y por eso sorprende también que la mayoría de las empresas sigan funcionando bajo ese modelo.

Como usted ya sabe (si es que conoce sobre nuestra escuela) nosotros desde nuestra escuela hemos desarrollado el modelo de liderazgo multifocal, y nuestros cursos de liderazgo se orientan a transformar una empresa que funciona bajo el modelo de liderazgo unifocal en el liderazgo multifocal.

El líder multifocal es un líder que genera legado, porque despierta lo mejor y las más altas potencialidades de cada persona y las ayuda a ponerlas en juego (no solamente en la empresa sino también en la vida); Y es por esto, que el líder multifocal deja un legado, porque ya no se trata del antiguo jefe o gerente odiado que únicamente daba órdenes (que solo el comprendía) y que todos los demás tenían que seguirlo como si fueran robots; Sino que el líder genuino, el líder multifocal, conecta a cada una de las personas de una empresa con la visión que esa empresa tiene y además conecta a cada una de las personas con su visión personal de vida, y logra alinear ambas visiones logrando el mejor resultado posible para ambos, porque un colaborador o un empleado no va solamente a una empresa a cumplir y a lograr la visión que la empresa tiene para sí misma, sino que también va a lograr y a cumplir su propia misión de vida, es decir, la persona tiene sus propias expectativas (además de llevarse un sueldo al trabajar en esa empresa).

Entonces, que mejor manera de alinear esas 2 perspectivas, ponerlas a trabajar juntas, y que tengan sentido en la labor cotidiana de las personas que trabajan en una empresa. Esto solamente puede hacerlo un líder multifocal, es decir, un líder que conecte a cada una de las personas de su equipo con la visión de su empresa y con su visión personal de vida y las ponga a trabajar juntas para que se genere una sinergia impresionante (para la empresa y para la vida de las personas).

Personalmente, debo decir que me causan gracia las tantas empresas que funcionan bajo el modelo del liderazgo unifocal (el viejo modo de liderazgo) y se la pasan contratando personas que generen entusiasmo y motiven a las personas que trabajan ahí. Mi consejo es que no pierdan el tiempo porque el liderazgo unifocal no funciona, no genera entusiasmo, la gente detesta ir a trabajar, odia su lugar de trabajo, da lo menos de si o lo peor de sí; Y para solucionar este problema no hay que contratar a motivadores profesionales, sino que hay que cambiar el modelo de liderazgo imperante.

El modelo de liderazgo multifocal automáticamente genera entusiasmo y energía en las personas porque las personas cuando el líder multifocal es genuino, de buen corazón y que siembra en cada uno de los corazones de las personas de su equipo se genera algo que se llama confianza (además del legado que él deja en ellas). Es decir, genera confianza porque esa persona no solamente no me dice que haga cosas automáticamente como un robot para la empresa, sino que me conecta con la visión que la empresa tiene, me conecta con la visión que yo tengo para mí mismo en mi vida y mantiene vivas ambas visiones y ahí es cuando la persona se pone a trabajar con ahínco. En cambio, el viejo modelo de liderazgo es un modelo ciego en el que nadie sabe por qué hace las cosas y es todo meramente automático, la productividad es pésima, la gente se trata como si fuera una guerra: entonces ¿Hasta cuándo las empresas de hoy en día van a seguir trabajando de este modo?

Queríamos brindarles una pequeña introducción sobre la idea del legado que deja y puede dejar el líder multifocal en una organización y de cómo el liderazgo multifocal es el único que verdaderamente puede orientar a mejorar el funcionamiento genuino de las empresas, sin que sea una mejora temporaria como habitualmente logran los parches hechos al modo antiguo de liderazgo. Es decir, si no hacemos que el liderazgo unifocal en una empresa cambie, lo único que se va a lograr a través de los cursos o capacitaciones que demos al personal son parches que duran poco tiempo y que no son sustentables, o ¿no es su experiencia (si está o ha estado en una empresa de estas características) que luego de un trabajo de consultoría aparece un entusiasmo y se logran algunos cambios aparentes? pero ¿Cuánto dura? Al poco tiempo se derrumba y vuelve a estar todo como estaba antes.

Y esto es porque no cambió nada, es decir, las empresas no cambian de afuera hacia adentro, sino que cambian de adentro hacia afuera, hay que cambiar los fundamentos: y este es el cambio genuino que debe darse en las empresas y es la responsabilidad que tienen los líderes genuinos que están trabajando dentro de ellas.

Legado en liderazgo: Cómo dejar nuestra huella en las personas
5 (100%) 5 votos

Envía este arículo a un amigo