Narcisismo y liderazgo: ¿El líder narcisista nace o se hace?

Cote Stephane

Profesor Stéphane Côté

Hoy queremos compartir con ustedes el interesante artículo investigativo sobre narcisismo y su relación con liderazgo, realizado por el profesor Stéphane Côté y su equipo, quien es profesor de comportamiento organizacional en la escuela Rotman de Management, perteneciente a la Universidad de Toronto en Canadá.

Esta investigación que compartimos con ustedes ha sido publicada en el número del otoño del 2017 de la revista que emite dicha universidad, revista que se llama “Rotman Management”.

Introducción

Crecer en un ambiente rico o pobre, ha demostrado que tiene un gran impacto a nivel sociológico y psicológico en cómo las personas se relacionan en las distintas organizaciones. Siendo que, los individuos que han crecido en un hogar donde sus padres tenían un gran poder adquisitivo y/o una buena posición económica; no solo gozan de una mejor salud, sino que también tienden a desarrollar una personalidad narcisista. Además, se caracterizan por tener una pobre tasa de moralidad y, son menos generosos que aquellos que han crecido en un ambiente de pocos recursos.

Debido a estos resultados, se ha llegado a la conclusión que, de acuerdo al ambiente financiero en que se crece; las cualidades de líder se ven importantemente afectadas a futuro.

Bienestar financiero, narcisismo y liderazgo

La posición económica de los padres influye mucho en el desarrollo de una personalidad narcisista de sus hijos

La posición económica de los padres y el narcisismo

Academia West Point

La diferencia de la posición económica ha llevado a desarrollar lo que se conoce como la teoría de la autosuficiencia. Padres con un mayor poder adquisitivo poseen grandes casas en buenos vecindarios, el transporte es más eficiente y cómodo (por ejemplo, poseen más de un auto) y; pueden pagar bienes y servicios de calidad, entre los que se incluyen actividades extra curriculares para los niños. Todo esto conlleva a una menor necesidad de apoyarse en el prójimo para vivir el día a día.

Por otra parte, los padres de pocos recursos viven en lugares no tan seguros, con casas más pequeñas, se ven obligados a usar servicios de transporte que consumen mucho tiempo y; no poseen el dinero para pagar las actividades extra curriculares que sí se permiten los más acaudalados.

Esto crea una dependencia hacia las personas de su comunidad para acceder a los bienes y recursos necesarios. No solo el transporte, sino personas que cuiden a sus hijos, esta dependencia conlleva a desarrollar relaciones llenas de empatía por las necesidades del otro, pues estos padres se relacionan con otros de su mismo estatus económico.

Este hallazgo también demostró que los padres con alto bienestar económico enfatizan una crianza en donde se prioriza el YO antes que nada. Ya sea a través del ejemplo o directamente como valores morales. De allí que se pudiera observar que, los niños con padres adinerados, donarán menos juguetes a niños enfermos que los que donaron los niños con padres de pocos recursos.

Incluso se puede observar que los individuos de altos ingresos (pero de pobre educación), suelen desarrollar comportamientos egoístas en los que siempre buscan el beneficio propio y no muestran compasión.

Cuantificando el liderazgo

Tomando los datos recolectados a través de encuestas hechas a líderes y grupos de estudio (seguidores de esos líderes) de la United States Military Academy (USMA) y, tras haber conseguido información de más de 229 personas en el rol de líder, se pudo llegar a las siguientes conclusiones.

El efecto de una buena posición económica de los padres

Aquellos soldados que tuvieron padres adinerados en su niñez, evaluaron su naturaleza narcisista del 1 (en total desacuerdo) al 5 (completamente de acuerdo); en la encuesta donde había afirmaciones tales como “cuando el grupo está sin mí simplemente actúan como idiotas” y “sé que soy especial porque las personas me lo dicen constantemente”.

Una vez que pudimos identificar a los líderes narcisistas; pudimos evaluar las opiniones que sus equipos tenían sobre ellos con la misma mecánica de encuesta. Incluyendo escalas del 1 al 9 y afirmaciones como “nos da a entender con claridad qué es lo que espera de nosotros como grupo”, “incluso cuando las cosas se ponen difíciles mi líder destaca por hacer las cosas bien”, “respeta y exige el correcto uso del uniforme”, “los miembros de mi grupo se ayudan entre ellos”; etc.
Los resultados de estas encuestas nos permitieron establecer que un líder que creció en un entorno adinerado, presenta grandes carencias al moverse en las tres principales dimensiones del liderazgo.

¿Cómo afecta esto al liderazgo?

Los hijos de padres adinerados suelen desarrollar varias características en su personalidad: suelen ser narcisistas, exhibicionistas, son impulsivos, no poseen una empatía natural, tienden a creer que merecen un trato especial, se ven a sí mismos como grandes o grandiosos y; tienden a querer imponerse sobre otros a través de la dominación.

Lo peor de todo es que, una vez se han establecido estos rasgos en la niñez, suelen mantenerse en todas las etapas de la vida, incluso hasta la adultez. Lo cual pudo determinarse gracias a un estudio de 20 años.

Por ello, cuando desglosamos el liderazgo en tres de sus principales facetas; encontramos que estos niveles de narcisismo se oponían poderosamente a la naturaleza del líder, y es que un líder puede tener uno de estos tres comportamientos:

  • Comportamiento orientado a las relaciones interpersonales.
  • Comportamiento orientado a la asignación de tareas.
  • Comportamiento orientado a adaptarse al cambio.

Estos comportamientos podrían denominarse como las principales dimensiones del liderazgo. Para poder entenderlo mejor, aquí hay una explicación detallada de cada uno.

Líder enfocado en las relaciones interpersonales

Un líder que trabaja las relaciones con sus seguidores, en construir una relación de respeto bi lateral, también demuestra interés por los demás y se esfuerza en crear un entorno de bienestar para el grupo. Una persona narcisista encuentra imposible relacionarse de esta manera.
Cuando existe la premisa de que se es superior o mejor que los demás; el trato que se ofrece al grupo suele ser agresivo y en lugar de enaltecer sus fortalezas, terminan recalcando sus debilidades. Sin mencionar que suelen clamar para sí mismo o a causa de sí mismos, el éxito que se logra como equipo de trabajo.

Líder enfocado en la correcta distribución y asignación de tareas

Para poder lograr las metas dentro de los tiempos de entrega y de manera correcta; un líder de este tipo define grupos de trabajo y asigna un rol a cada miembro, promoviendo la utilización de los estándares y procedimientos más eficientes así como canales de comunicación efectivos. 

No obstante, el narcisista, debido a su sensación de auto grandeza y tendencia a derogar a otros, no es capaz de establecer un liderazgo efectivo a través de estas directrices.

Suelen pensar que para que algo salga bien deben hacerlo ellos mismos y que más nadie podría hacerlo. Por lo que son incapaces de estructurar un cronograma efectivo de tareas y suelen actuar de forma improvisada, centrándose en necesidades inmediatas sin poder realizar planes a largo plazo.

Líder que se adapta al cambio

Alentar el pensamiento visionario, ser capaces de compartir distintas perspectivas y, en conjunto, ser capaz de tomar la mejor decisión con el resto del equipo, son las claves de este tipo de líder. En este entorno, el narcisista destaca por ser un líder arriesgado; lo cual suele estimular la creatividad de los miembros del equipo de trabajo.

No obstante, debido a que muestran interés solo por sus propias ideas y suelen anular a otros. Con el paso del tiempo se ha comprobado que los narcisistas en este tipo de ambiente causan que el pensamiento autónomo y creativo de su equipo vaya menguando, debido a que el narcisista aprovecha cada oportunidad para remarcar que él/ella es más inteligente y capaz que el resto.

Englobando los comportamientos en una única categoría

Analizando las distintas facetas en que un líder puede desenvolverse dentro de su grupo, podemos establecer lo que llamamos el comportamiento cívico-organizacional. Siendo que el término cívico proviene de toda acción que implica ayudar a otros, ir más allá del molde y tomar más responsabilidades; todo con el fin de lograr un objetivo mayor como comunidad. Ya que, es a través de este tipo de comportamiento, que a lo largo de los años hemos podido progresar.
Por otra parte, también podemos nombrar el comportamiento contraproducente, en donde podemos incluir a todo comportamiento que resulta tóxico para la civilización y atenta contra sus intereses.

Aplicando estos resultados en la selección de los líderes

Teniendo esta información como base, puede afirmarse que, al momento de seleccionar a las personas para el puesto de líder, es importante tener en cuenta el entorno en que crecieron y principalmente el bienestar económico de sus padres. Esto con el fin de elegir a aquella persona que resultará el líder más eficiente.
Sin embargo, otra manera efectiva es: trabajar en enriquecer el sentimiento de compasión en los líderes al tiempo que se intenta reducir la percepción de grandeza sobre sí mismos.

La disparidad de ingresos a temprana edad influye en las relaciones líder-seguidor y otras dinámicas organizacionales. Lo que significa que, en un escenario macro; esta misma disparidad de ingresos puede influir en la vida de la organización de la ciudadanía y alterar los rasgos y las conductas de la población en general.

Después de todo, a medida que aumenta la desigualdad económica, podremos esperar ver un número cada vez mayor de líderes que tienen padres ricos; pero que según este estudio no son los más aptos para ocupar ese puesto.

Referencias

Narcisismo y liderazgo: ¿El líder narcisista nace o se hace?
5 (100%) 7 votos

Sobre el autor Prof. Lic. Hugo Landolfi

Hugo Landolfi es el fundador y director de la Escuela de Estudios Superiores en Liderazgo Organizacional. Dicha escuela ofrece cursos a distancia y presenciales "In-Company" sobre modernas técnicas de liderazgo fundadas en su concepción de Liderazgo Multifocal. El novedoso abordaje de Hugo Landolfi al liderazgo ha permitido a numerosas organizaciones mejorar sus procesos productivos, ayudando a generar productos y servicios de altísima calidad a la vez que también ha ayudado a maximizar el retorno para sus accionistas. Su concepto de "Liderazgo Multifocal" en el que se basan sus cursos y libros logra superar ampliamente a los modelos de liderazgo vigentes en las organizaciones y les permite alcanzar alturas cualitativas que de otra forma hubieran estado veladas.

follow me on:
>

Envía este arículo a un amigo